Ferrovial, una familia repartida por el mundo

por Beatriz Rodas, Client Relationship Manager en Heathrow Q6

¡Q.  ué diferente se ve todo desde la lejanía! Nunca puedes imaginar que hay algo ahí fuera que, en silencio, se acerca y cuando te das cuenta lo que veías imposible lo tienes mirándote de cara.

Hace apenas unos meses, leía en la prensa internacional el primer caso de Covid-19, ¡cómo luego aterrizaba en Europa y sin apenas darme cuenta, llegaban los primeros casos a España! Y luego, el caos, el confinamiento, la angustia por saber que ya había compañeros ingresados, familiares…  Algo que jamás pensé que viviría.

Y mientras esto sucedía en España, en Reino Unido seguíamos viviendo en la máxima normalidad, en la rutina de lunes a viernes, en la alegre esperanza del fin de semana, en lo que ahora parece otra dimensión.

Mi nombre es Beatriz Rodas, trabajo en Londres, como Client Relationship Manager en Q6, en el Aeropuerto de Heathrow y me considero realmente afortunada porque desempeño un trabajo que me apasiona. No sólo tengo la oportunidad de conocer todas y cada una de las obras que son parte del gran proyecto en el que me encuentro, de ver cómo se trabaja desde diferentes ángulos y observarla transformación diaria de uno de los aeropuertos con más tráfico aéreo del mundo. Sobre todo, tengo la oportunidad de conocer, de hablar, de compartir el entusiasmo y los sentimientos de las personas que hacen posible que esos proyectos vean la luz.

Personas, personas, …cuyos nombres y apellidos vienen a mi mente, mientras escribo estas líneas y que forman parte de los equipos de trabajo, de los tajos de obra que ya empezaban a prepararse para lo que sabíamos estaba por llegar.  Mientras las autoridades del país aún no se veían reflejadas en el espejo de lo que pasaba ahí afuera, cada uno de los departamentos se colocó la máscara de la tranquilidad para tomar decisiones, rápidamente, en silencio,  pero con la efectividad del que esta acostumbrado a diseñar la logística de una obra para que todo esté en su sitio, preparado para cuando sea necesario, a cumplir los plazos y, por encima de todos, proteger a  aquellos de quienes son responsables.

Y así, como si de una película de las de acción se tratase, empezaron a organizarse planes de contención, organigramas para rotar cuando fuera necesario, listado de personas más vulnerables, información periódica a los equipos sobre el Covid-19, compra de mascarillas RP3, termómetros, reduciendo el número de asistencia a reuniones, distancia de seguridad, charlas a los operarios y las primeras inspecciones por Skype. ¡Si, inspecciones por Skype! Todo para cuidar a nuestros equipos o, mejor dicho, a las PERSONAS que forman estos equipos.

No me olvido de que muchos de los que trabajamos en otros países, tenemos lejos a nuestras familias y que, si esto ya es difícil, le hemos tenido que sumar el factor preocupación.  No poder tomar un vuelo para volver a casa, a veces teniendo a familiares ingresados, y con esa sensación de rabia, de impotencia, …. de querer estar ahí con los tuyos para apoyarles, o para vivir con ellos, el entusiasmo de esos aplausos en los balcones, simplemente estar más cerca y no solo de nuestras familias si no de nuestros vecinos, de los sanitarios, policías, repartidores …. De estas maravillosas personas que se han tenido que poner al frente de esta batalla.

Pero no nos rendimos, nos reinventamos para seguir trabajando juntos, aunque cada día cambie el escenario de fondo. Aquí estamos creando nuevas iniciativas “innovation, of course” con el propósito de seguir unidos, motivados, formando parte de un equipo único que es lo que somos en Q6- Ferrovial Agroman, conociéndonos un poco más, ahora en la distancia, … ¡gracias a Teams! para compartir experiencias, energía, estando pendientes unos de los otros en estos momentos, y hasta para hacernos sonreír …porque esto ya no es solo trabajo, ¡somos una familia repartida por todo el mundo!

Me gustaría, para acabar, compartir con vosotros este “logo” que creé como símbolo de la formación y apoyo – personal y profesional – que le damos a los “aprendices” en el programa que hemos creado en Q6 y mediante el cual, concluyen sus estudios en áreas relacionadas con la construcción antes de incorporarse a la obra. Hoy siento que estas manos, de alguna forma, nos protegen también a nosotros, a nuestros familiares, amigos, a toda la familia Ferrovial repartida por el mundo y que  representan el factor humano de nuestra compañía porque, no lo olvidéis: ¡seguimos conectados y seguimos innovando para vencer!  #innovarparavencer

Comentarios

  • TOÑI MANCERA
    Responder

    OLEEEEEEE, OLEEEEEEE y OLEEEEEE

    Ya mismo volvereis todos, gracias por ser tan grandes luchadores, y recuerda que te encontrarás tu tierra con gente que ha aprendido mucho y con nuevos sentimientos y muy solidaria.

    Desde aquí nosotros y desde fuera vosotros vamos a conseguirlo y por supuesto en medio nuestra empresa FERROVIAL.

    Gracias por tus comentarios, ayudan y dan fuerza.

    Málaga

  • Fernando Nieto de la Rubia
    Responder

    Me alegra comprobar leyendo tu correo, Beatriz, que ese espíritu de 2ª familia que yo descubrí un día de Agosto de 1983 cuando entré a trabajar en

    Ferrovial, sigue haciéndose patente a día de hoy. Gracias por tus reflexiones y mucho ánimo.

    Esta tarde, a las 20.00 h. desde mis balcón en Valencia algunos de mis aplausos serán también por tí y por el resto de compañeros de estos casi 37

    años.

Deja un comentario